Dra. Claudia Blanco Consultorio 201
Télefonos: (57-2)5110293
Cel: (316)-4780652

Dra. Maria Ximena Nuñez Consultorio 223
Télefonos: (57-2)5110898
Cel: (318)7080076

Carrera 47 No. 8 C-94 Cali - Colombia

Inicio de sesión

Se encuentra usted aquí

Inicio » Enfermedades

Blefaritis

La blefaritis es la inflamación del margen palpebral. En el margen palpebral se encuentra la unión mucocutánea, representada por la transición del epitelio plano estratificado queratinizado al epitelio mucoso. Este cambio de epitelios está delimitado por la línea gris o de Rioland, que corresponde a la inserción del músculo orbicular en el borde palpebral. Según la localización de la inflamación se denominara blefaritis anterior si compromete la lamela anterior del párpado constituida por el tejido delante de la línea gris, como son la piel, los folículos pilosos, las glándulas apocrínas de Zeiss y Moll, y blefaritis posterior si compromete la lamela posterior del párpado detrás de la línea gris, conformada básicamente por las glándulas de meibomio.

Es la inflamación de los parpados asociada a bacterias, parásitos o deficiencias hormonales. Los pacientes presentan sensación de cuerpo extraño, enrojecimiento de los parpados, en los ojos, presentan costras en el borde de los parpados, frecuentemente refieren sensacion de ojo seco y prurito en los parpados. Estos síntomas requieren valoración por el oftalmólogo y un tratamiento que puede ser con antibióticos orales, tópicos, ungüentos antiinflamatorios, lavados y masajes. Las blefaritis se clasifican como anteriores y posteriores; en la primera el compromiso se localiza en el area de implantacion de las pestañas mientras que la posterior las estructuras comprometidas son las glandulas de meibomio con taponamiento e inflamacion de estas y sus ductos como se observa en la ultima fotografia.

Problema

La blefaritis - blefaroconjuntivitis es una de las enfermedades oculares externas más frecuente, altamente recurrente. Una blefaritis crónica moderada a severa genera complicaciones que afectarán el borde palpebral, la superficie ocular y finalmente la función visual.

Diagnóstico

El diagnóstico se realiza por los hallazgos al examen físico en la lámpara de hendidura. Se recomienda la evaluación de:

  • La película lagrimal
  • El margen anterior del párpado
  • Las pestañas
  • El margen posterior del párpado
  • La conjuntiva tarsal
  • La conjuntiva bulbar
  • La córnea

Clasificacion de las blefaritis

Blefaritis estafilocóccica

Se caracteriza principalmente por la colonización del margen palpebral de los folículos ciliares y de las glándulas accesorias por Staphylococcus aureus. También se asocia a esta infección la presencia de Staphylococcus epidermidis. El Propionibacterium acnes es otro germen que con frecuencia se encuentra en la blefaritis infecciosa. La blefaritis estafilocócica crónica se clasifica en:

  • Aguda ulcerativa: Son signos de la blefaritis aguda ulcerativa el eritema y la ulceración del borde palpebral, tambien la inyección conjuntival leve focal o multifocal y unilateral o bilateral.
  • Seca o Blefaroconjuntivitis Crónica: Se caracteriza por costras duras fibrinosas, collaretes, poliosis, madarosis y triquiasis, conjuntivitis papilar con secreción mucopurulenta, queratopatía punteada superficial del tercio inferior de la córnea, queratitis catarral ulcerativa por hipersensibilidad tipo III, queratitis flictenular por hipersensibilidad tipo IV.
Síntomas: Párpados pegados al levantarse, ojo rojo, ardor ocular y sensación de cuerpo extraño.

Blefaritis seborreica

Es la causa más común de blefaritis anterior, se da por una hiperproducción grasa de las glándulas sebáceas, que generan irritación del borde palpebral y la conjuntiva.

Signos

  • Eritema del margen palpebral
  • Costras secas
  • Secreción grasa en el borde palpebral
  • Queratopatía punteada superficial del tercio inferior de la córnea
  • Conjuntivitis folicular/papilar

Sintomas

  • Ojo rojo, ardor ocular y sensación de cuerpo extraño
  • Es frecuente encontrar esta entidad asociada a dermatitis seborreica con costras en cara y cuero cabelludo.

Blefaritis mixta

Es la blefaritis seborreica sobreinfectada con Staphylococcus.

Los hallazgos de las dos entidades se suman en la manifestación de la enfermedad.

Otras blefaritis

El molusco contagioso es un Pox virus cuya infección se caracteriza por la presencia de una o varias pápulas umbilicadas en la piel del párpado, que liberan virus hacia la lágrima, ocasionando una queratoconjuntivitis crónica. Debe buscarse vesículas herpéticas en los niños.

El Pthirus pubis es un artrópodo que puede infestar las pestañas ocasionando inflamación del borde palpebral y una queratoconjuntivitis leve.

El manejo en este tipo de blefaritis es el retiro manual del centro contaminado de la pápula por el molusco y el retiro manual de los piojos y liendres.

Disfunción de las glándulas de meibomio (DGM)

Las glándulas de meibomio alineadas en los tarsos son las encargadas de la producción de la lágrima. Su disfunción está asociada a cambios inflamatorios del borde de los párpados; metaplasia escamosa del epitelio ductal y cambios acinares que llevan a reducción y producción anómala de sus secreciones. Los cambios pueden ser primarios o secundarios, focales o difusos.

La DGM puede ser hipersecretoria seborreica primaria, por dermatitis seborreica o acné rosácea.

La DGM hiposecretoria se asocia a dermatitis seborreica, acné rosácea, atopia, psoriasis e ictiosis.

En la DMG puede ocurrir una infección por Staphylococcus aureus y P. Acnes, los cuales producen lipasas bacterianas que alteran el equilibrio de los triglicéros, estearasas, colesterol y ceras.


Signos

  • Inflamación del margen palpebral. Keratinización
  • Cambios en la anatomía de la unión mucocutánea
  • Orificios glandulares taponados con una secreción dura blanquecina
  • Chalazios marginales y profundos
  • Reacción papilar en tarsos inferior
  • Queratopatía punteada superficial inferior
  • Infiltrados marginales epiteliales y subepiteliales
  • Pannus y ocasionalmente adelgazamiento corneal periférico.

Síntomas

  • Sensación de ojo seco y de cuerpo extraño, ojo rojo, prurito, ardor ocular, fotofobia y chalazion recurrente.
  • El acné rosácea es una dermatosis que afecta hasta un 10% de la población general. Se caracteriza por eritema, telangiectasias, pápulas, pústulas, rinofima o hipertrofía de las glándulas sebáceas, preferentemente de las convexidades de la cara: esta entidad genera complicaciones oculares hasta el 58% de los casos con meibomitis severas, conjuntivitis crónica, infiltrados marginales corneales, úlceras estériles.
  • Las glándulas de meibomio son órgano blanco de los andrógenos y la insuficiencia androgénica es un importante factor causal en su disfunción.

Complicaciones

  • Orzuelo externo, inflamación aguda supurativa de un folículo piloso de una pestaña, de una glándula de Zeiss o de Moll, y orzuelo interno, inflamación aguda y supurativa de una glándula de meibomio.

  • Chalazios, inflamación granulomatosa crónica de una glándula de meibomio.
  • Úlceras catarrales, infiltración celular y ulceración corneal secundaria a toxinas estafilocócicas.
  • Entropión, desplazamiento del borde palpebral hacia el globo ocular.
  • Ectropión, desplazamiento del borde palpebral hacia fuera.

Cultivos

Rara vez se usan.

Las indicaciones para cultivo son:

  • Blefaritis aguda ulcerativa
  • Blefaritis anterior recurrente que no responde a los tratamientos estandarizados
  • Blefaritis angular

Tratamiento

La meta del tratamiento es controlar los síntomas, erradicar la infección y evitar complicaciones. El tratamiento está fundamentado en la higiene, el uso de antibióticos tópicos y orales, lubricantes y esteroides tópicos, ocasionales.


Higiene de los párpados

Es el tratamiento más antiguo para la blefaritis y puede ser suficiente en blefaritis anteriores y posteriores leves.

Se recomienda realizar paños tibios sobre los párpados antes de realizar el masaje de limpieza con shampoo para bebé o con las soluciones farmacéuticas para limpieza de párpados.

La frecuencia de la higiene depende de la severidad del caso, entre 2 y 4 veces al día. Se recomienda realizar este aseo, como mantenimiento, una vez al día.


Antibiótico tópico

Se recomienda en blefaritis anteriores moderadas y severas.

Los ungüentos antibióticos son preferidos a las soluciones por permanecer más tiempo en el borde de los párpados:(Bacitracina).


Antibiótico oral

Se recomienda en la blefaritis posterior o meibomitis moderada y severa

  • Doxiciclina 50 mg 2 veces al día por 4 o 6 semanas y continuar si se necesita.
  • Tetraciclina 500 mg 2 veces al día por 4 o 6 semanas y continuar.
  • Dicloxacilina 250-500 mg 4 veces al día por 8 días.
  • Cefalosporinas de 1ª generación 500 mg 4 veces al día por 8 días.
  • Estearato o etilsuccinato de eritromicina como terapia alternativa.

Esteroide tópico

Se recomienda en meibomitis moderada por corto tiempo y en bajas concentraciones, aplicando en el borde palpebral ungüento de acetato de prednisolona al 0.1% o de fluorometalona.

En meibomitis severa con compromiso corneal se recomienda prednisolona al 1% o o fluorometalona al 0.1%, 4 veces al día por 1 o 2 semanas y retirarlos gradualmente. El esteroide también se recomienda en complicaciones de la blefaritis como en las úlceras catarrales, en las flictenulas conjuntivales y corneales.


Tratamiento del chalazión

El tratamiento conservador recomendado es la colocación de compresas tibias 3 a 4 veces al día. Si no hay mejoría con esta medida se recomienda: inyección con triamcinolona 10 mg/mL 0.05-0.1 mL con una aguja de calibre 27 puede producir depigmentación y atrofia subcutánea.

Si lo anterior no funciona, se recomienda incisión vertical en el tarso y curetaje glandular.

Referencias

  1. American Academy of Ophthalmology (AAO), Preferred Practice Patterns Committee, Cornea/External Disease Panel. Blepharitis. San Francisco (CA): American Academy of Opthalmology (AAO); 1998; 16 p. [27 references]
  2. Jones DB, Withelmus KR, Matoba AY, Pflugfelder SC. Marginal blepharitis. In: Problem solving in corneal and external diseases part 1: Eyelids and conjunctiva. Academy of ophthalmology, course 360, Monday November 12 2001
  3. McCulley JP, Shine WE, Changing concepts in the diagnosis and management of blepharitis. Cornea 2000; 19:650-658
  4. Ghanem VC, Mehra N, Wong S, Mannis MJ, The prevalence of ocular signs in acne rosacea, Cornea 2003;22:230-233
  5. Denton P, Barequet I, O'Brien T, Therapy Of Infectious Blephartitis. In: Ophthalmology Clinics og North America; Ocular infections: Update on Therapy 1999;9-14
  6. Bowman RW, Miller KN, McCulley JP, Diagnosis and treatment of chronic blepharitis, In: Focal Points: Modules for Ophthalmologists. San Francisco; American Academy of Ophthalmology; 1989;7:10
  7. Driver PJ, Lemp MA. Meibomian gland dysfunction. Surv Ophthalmology 1996; 40:343-368.
Fotografias: 
Blefaritis Escamosa